viernes, 31 de agosto de 2012

Trasmoz


Hay días chulos, días en los que vuelves  a casa con una sensación agradable, con la sensación de haber  vivido algo inesperado y diferente. No quiero exagerar tampoco, pero pasar la mañana en Trasmoz, un pequeño pueblo de Zaragoza, ha sido sin duda una experiencia que recordaremos durante tiempo.
Insisto en que no se trata de un acontecimiento extraordinario, más bien todo lo contrario, fue un encuentro con lo cotidiano, con gentes que viven y trabajan con pasión, disfrutando de la vida y trasmitiendo esa sensación.
Así fue el encuentro con Curro, del cual leímos algo los días anteriores de subir a dormir en el Moncayo. Mi amigo Ramón, que tiene un ojo clínico para estas cosas, dió con ellos y también con las Bodegas Pagos del Moncayo para completar la salida montañera (en casa reposan unas botellas de Garnacha y Syrah esperando la ocasión).
El caso es que llegamos a Trasmoz, preguntamos por las mermeladas y nos indicaron la casa "si que deben de estar porque su coche está ahí...". 
Y así fue como Curro nos abrió las puertas de su casa con una sonrisa que no abandonó durante toda nuestra visita, nos enseñó el obrador donde crea sus mermeladas y en el cual nos cantó su pegadiza canción que, al menos a mí, aún me persigue "no sé si me saldrá bien porque mi mujer no está, pero se os ve buena gente y os la voy a cantar...". Nos habló de su pueblo, de las cosas curiosas que allí pasan, brujas, secuestros famosos, la santa inquisición, Bécquer, el grupo musical Puturrú de Fuá y, como no, de sus Mermeladas de autor Bubub.
Hoy, varias semanas después, cuando pienso en Trasmoz tengo la misma sensación chula que tuvimos allí y también la certeza que siempre encontraremos gentes en Aragón ocupadas y preocupadas por crear en los pequeños pueblos como Trasmoz un lugar donde vivir.



Pd.- Curro tenía en su mínima oficina/almacén un panel de corcho en el que podías ver reseñas de prensa, papeles de trabajo y una pequeña carátula de la película "La ciudad no es para mí"...
Si pasáis por Trasmoz, no dejéis de visitarlos... y me compráis una de tomate picante o de mandarina y calabaza !!


3 comentarios:

  1. Qué bueno , vicente !!! habia leido el fragmento en el face-book pero no había visto el video,, no sabes como me alegro que tuvierais esta experiencia,, sobre todo por mi sobrino , que por cierto , se portó como un CAMPEÓN .... gracias por compartirlo !!!

    ResponderEliminar
  2. Como ya te dije... encantado de volver a leerte!!! Espero que a partir de ahora sea mas a menudo.
    1 abrazo!!

    JUAN

    ResponderEliminar
  3. Ya nos veo haciendo mermeladas, Vicent. Vete pensando nombres chulos... Yo también quiero ser de los que "trabajan con pasión, disfrutando de la vida y trasmitiendo esa sensación."
    Y el próximo viaje me apunto!!!

    ResponderEliminar